Pagó $25 mil para que asesinaran a su esposo infiel

Pagó $25 mil para que asesinaran a su esposo infiel

Publicado por Radio Zócalo

La Fiscalía busca a la mujer originaria de Ciudad Acuña y que reside en Guadalajara.

Por Luis Durón

Saltillo, Coahuila.- El hombre asesinado dentro de un hotel de la ciudad fue ejecutado por orden de su esposa, quien pagó 25 mil pesos a dos personas para matarlo debido a las constantes infidelidades de las que ella era víctima.

La Fiscalía General del Estado se encuentra en la búsqueda de una mujer originaria de Ciudad Acuña, quien es señalada como autora intelectual de un homicidio cometido dentro de las instalaciones del hotel City Express.

La madrugada del viernes, elementos de la Policía Federal detuvieron a dos hombres que viajaban en un automóvil Jetta a exceso de velocidad sobre la carretera Monterrey-Saltillo.

Al inspeccionar el vehículo los agentes observaron que los tripulantes presentaban manchas de sangre en su ropa, por lo que al interrogarlos aceptaron que acababan de asesinar a un hombre en el hotel City Express de Saltillo, ahí habían dejado el cuerpo.

Los hombres fueron detenidos y consignados a las autoridades estatales de Coahuila, quienes judicializaron el caso a las instancias penales. El domingo por la mañana se realizó la audiencia inicial en el Centro de Justicia Penal, donde se les imputó el delito de homicidio calificado.

Durante la audiencia los imputados Marco Manzano García y su hijo Marco Antonio Manzano Cano, ambos originarios de San Luis Potosí, aceptaron el hecho que se les imputó y declararon ante el juez de Control que una mujer les habría pagado 25 mil pesos para asesinar al empresario Jesús David “N”, originario de Ciudad Acuña.

Investigación

Según el testimonio de los imputados responsables por el asesinato del empresario originario de Ciudad Acuña, Jesús David “N”, la mujer que pagó 25 mil pesos por su asesinato es la esposa del empresario y reside en Guadalajara. Ella los contrató para asesinar a su esposo debido a las infidelidades que él cometía.

La esposa de Jesús David les pagó los boletos de autobús para que se trasladaran a Saltillo, así como el hospedaje en el hotel donde se quedaría su esposo. Les proporcionó el número de habitación y les dio su itinerario con la finalidad de que perpetraran el homicidio.

Padre e hijo llegaron al hotel y estuvieron observando los movimientos de su víctima, a quien atacaron por la espalda cuando ingresaba a su habitación. Le dieron 20 puñaladas según su propio testimonio.

El juez de Control impuso la medida cautelar de prisión preventiva para ambos imputados y liberó una orden de aprehensión en contra de la mujer, a quien se le considera la autora intelectual del asesinato.