Decisión de Trump sobre Jerusalén genera repudio

Decisión de Trump sobre Jerusalén genera repudio

Publicado por Radio Zócalo

Tanto israelíes como palestinos reivindican a Jerusalén, una ciudad sagrada para las tres religiones monoteístas.

Por La Jornada

Ciudad de México.- La decisión del presidente estadunidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel -y al trasladar ahí la embajada de Estados Unidos- generó una ola de repudio internacional y despertó preocupaciones sobre las consecuencias que esta medida podría provocar en la región.

En las horas que siguieron el anuncio de Trump, Gerardo Guterres, secretario general de la ONU, declaró que el acto “unilateral” del mandatario estadunidense creó un “momento de gran inquietud” e insistió en que “el estatuto de Jerusalén es un problema que debe resolverse con negociaciones directas entre ambas partes”.

Las misiones diplomáticas de Francia, Reino Unido, Bolivia, Egipto, Italia, Senegal, Suecia y Uruguay -algunas de las cuales denunciaron públicamente la decisión de Trump-, solicitaron una “reunión de emergencia” en el Consejo de Seguridad de la ONU “antes de que termine la semana”.

La Liga Árabe también convocó a una reunión de emergencia, que se llevará a cabo el próximo sábado.

Tanto israelíes como palestinos reivindican a Jerusalén, una ciudad sagrada para las tres religiones monoteístas, como capital de sus respectivos Estados.

Mientras Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel, agradeció de inmediato a Trump, Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, sentenció que a través de “estas decisiones deplorables”, el gobierno de Estados Unidos “sabotea deliberadamente todos los esfuerzos de paz”.

Por su parte, el Hamas -partido que controla la franja de Gaza-, estimó que el anuncio abrió las “puertas del infierno” para los intereses estadunidenses en la región. Y según la prensa local, banderas de Estados Unidos fueron quemadas en Gaza después de la alocución de Trump.

La Unión Europea expresó su “preocupación seria” respecto a las “repercusiones que (la decisión) pueda tener sobre las perspectivas de la paz”.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, urgió a todos los actores a mantener la calma y “evitar cualquier escalada”.

Francia, Alemania, Reino Unido y China rechazaron a diversos grados la decisión de Trump y expresaron su inquietud sobre el futuro del proceso de paz.

En Egipto, el gobierno del mariscal Abdelfatah Al-Sisi denunció, de manera diplomática, la decisión del mandatario estadunidense, a la que calificó de “violación de las resoluciones internacionales”.

Por su parte, el gobierno turco deploró una “declaración irresponsable” que, además, es “contraria al derecho internacional”; postura que retomaron los gobiernos de Líbano y Jordania.

El gobierno iraní, uno de los principales rivales de Israel en Medio Oriente, calificó la decisión de “insensata” y advirtió a Trump que “provocará una nueva Intifada y fomentará comportamientos más radicales, con más ira y violencia”.

La administración de Enrique Peña Nieto emitió un comunicado con tono mesurado, en el que no criticó la decisión de Trump, pero informó que la embajada de México en Israel permanecerá en Tel Aviv.