Al maestro, esposado, lo golpearon 58 veces

Al maestro, esposado, lo golpearon 58 veces

Publicado por Radio Zócalo

Los testimonios y necropsia dan a luz el hecho de que el cuerpo del profesor tenía por lo menos 58 lesiones graves incluyendo la destrucción de la parte frontal del cráneo.

Por: Redacción

Rosalío González | Luis Durón | Jesús Castro| Saltillo, Coah.- Los policías municipales involucrados en la muerte del maestro Rafael Pérez Hernández incurrieron en “un exceso de brutalidad”, ya que una vez sometido y esposado, los golpearon al menos 58 veces y uno de los uniformados, identificado como Óscar Villegas, un exmilitar, le aplicó la llamada “llave china” que finalmente lo mató.

Los testimonios vertidos por el Ministerio Público en la audiencia inicial del proceso en contra de los tres policías municipales, refieren que uno de los policías tomó por el cuello con su antebrazo a Rafael, mientras los otros dos imputados lo sostuvieron de las manos y las piernas a pesar de estar esposado. Con esta técnica de sometimiento, la víctima dejó de respirar y finalmente murió asfixiado.

Además, al practicar la necropsia al cuerpo del profesor fallecido, se localizaron múltiples lesiones graves, más de 58, entre las que destacan la destrucción de la parte frontal del cráneo por los golpes recibidos.

En el examen toxicológico realizado por el químico forense se pudo constatar que la víctima habría consumido mariguana antes de ser asesinado, lo que explica su comportamiento alterado, por el cual se pidió el apoyo a la Policía Municipal, pero a decir del Ministerio Público, el hecho de que el maestro estuviera bajo los efectos de una droga no justifica el exceso de brutalidad con que fue sometido.

Una emotiva despedida

– Entre rosas blancas cubiertas de besos, despidieron ayer al profesor Rafael Pérez Hernández, cuyos restos estuvieron acompañados por su familia, que viajó desde otros estados para acompañarlo en su velorio y sepelio. La misa de despedida se realizó en la Capilla Renacimiento.

Consumió mariguana

– El examen toxicológico realizado por el químico forense arrojó que la víctima había consumido mariguana. Sin embargo, a decir del Ministerio Público, el hecho de que el maestro estuviera bajo los efectos de una droga no justifica el exceso de brutalidad con que fue sometido.

Los agresores, al Cereso

– Al concluir la audiencia inicial se dictó prisión preventiva como medida cautelar en contra de los tres elementos de la Policía Municipal de Saltillo por el delito de homicidio calificado en contra del profesor Rafael Pérez Hernández. Los tres oficiales fueron trasladados al Cereso.